My WS4 EN | FR | ES | DE | IT

Descargas / FAQs

Access

¿Qué clase de base de datos utiliza el software PROS CS?

MS Access o SQL. Se puede seleccionar el que se prefiera.

¿El sistema EWSi puede dar soporte a sitios remotos?

Sí, los controladores EWSi se pueden instalar en lugares remotos.

¿Se puede instalar el software PROS CS en varios PCs?

Sí, PROS CS Client se puede instalar en un número determinado de PCs, tanto de forma local conectándolo al servidor, como por vía remota por Internet. Se necesita una llave USB para cada cliente.

¿Cuántas puertas y usuarios puede controlar el sistema EWS?

Un número ilimitado de puertas; 15000 usuarios.

¿Puedo activar un relé o enviar un correo para cada evento con el software PROS CS?

Sí, con la función “Escenario”.

¿Qué otro controlador aparte del EWS puede recibir códigos Wiegand?

El controlador autónomo de 2 puertas SC24000, con 4000 usuarios.

¿Qué capacidad tienen los lectores de huella?

Los lectores de la serie B100, 100 huellas; los de la serie BIOC3, 9500 huellas.

¿Es necesario registrar la misma huella en cada lector en red?

No. El registro solo se hace una vez, ya sea desde un lector de huellas en red o desde un lector de mesa.

Con el lector autónomo MINI-SA2, ¿puedo eliminar a un usuario que ha perdido su tarjeta?

Se puede eliminar la tarjeta del usuario con la Tarjeta Sub-maestra, que está específicamente diseñada para ello. Esta tarjeta no da acceso, sino que se utiliza para eliminar otras tarjetas de usuario.

En el sistema MINI-SA2, ¿puedo asociar distintos usuarios a la misma Tarjeta Sub-maestra?

Sí, se pueden añadir hasta 4000 usuarios a la misma tarjeta. Tan solo hay que tener en cuenta que cuando se elimine a un usuario con la Tarjeta Sub-maestra, también se eliminarán todos los usuarios asociados a esa tarjeta.

Locking

¿De qué están hechos los cierres magnéticos?

Principalmente de acero, cobre y resina.

  • El acero debe ser de primera calidad para que:
    • pase la mayor parte del flujo magnético;
    • no se convierta en un imán permanente (es decir, que no acumule magnetismo residual);
    • esté especialmente protegido frente a cualquier corrosión;
    • mantenga una buena apariencia estética;
    • se evite, ante todo, la pérdida de fuerza de resistencia.
  • El serpentín de cobre debe ser de tipo OFC para crear el máximo campo magnético posible en el acero.
  • La resina debe ser estable; debe resistir fuertes variaciones de temperatura sin perder su calidad (no se debe romper, reblandecer ni volver inflamable).

¿Cómo se puede llevar a cabo una perfecta instalación sin fallos?

Instalar un cierre magnético es bastante sencillo, tal y como se puede ver más abajo en las imágenes, que muestran el orden que se debe seguir para el montaje.

  • Primero se empieza montando la contraplaca (¡sin apretar demasiado!) (1);  y luego se ajusta el cierre (2).
  • Los “trucos” del profesional: después de montar la contraplaca, se carga el cierre con una pila de 9 voltios. Esto hace que se pegue a la contraplaca, de forma que se puedan tener ambas manos libres para marcar con lápiz las señales en los contornos del cierre en el marco de la puerta.
  • Después de comprobar que el montaje funciona correctamente, se aflojan ligeramente los tornillos de la contraplaca y se deja caer una gota de pegamento en la rosca del tornillo de la contraplaca.
  • Se comprueba por última vez que la fijación de la contraplaca sea flexible.
  • Tan solo hay que ser riguroso desde el principio para que la instalación sea un éxito.

Problemas comunes y soluciones

La contraplaca está demasiado apretada:
Este es un error clásico de las primeras instalaciones. El montador se preocupa por que la contraplaca no se afloje en el futuro, y la atornilla demasiado fuerte hasta el punto de aplastar los anillos de goma y bloquear el montaje. La puerta tiene un movimiento angular que solo se puede inclinar al final de su vida útil debido a la flexibilidad de la contraplaca.
Cuanto más flexible es la contraplaca, mejor funciona el sistema.

El voltaje en los terminales del cierre es demasiado débil:
Este es otro error clásico de los profesionales noveles en el montaje de cierres. Los cierres magnéticos se deben cargar de energía con al menos 12 V CC o 24 V CC. Si el voltaje es inferior al de los terminales del cierre, la fuerza de arrastre será más débil y la señal no funcionará de forma correcta. Importante: los cierres vienen de fábrica por defecto con 24 V CC. En el caso que se esté utilizando un suministro eléctrico de 12 V CC, sería aconsejable cambiar de suministro.

Fuerza de resistencia reducida:
Causa posible: un mal contacto físico entre la contraplaca y la superficie magnética. Solución: Comprobar que la superficie de contacto esté limpia y bien alienada con la contraplaca.

La puerta se abre con retardo cuando no hay electricidad:
Causa posible: el interruptor se ve afectado por la estabilización del suministro eléctrico. Solución: el corte de electricidad se debe hacer entre la fuente de alimentación y el cierre, no a la entrada de la corriente alterna de la alimentación.

Mantenimiento

¿Cómo se limpia el cierre electromagnético?
Los cierres electromagnéticos no requieren un mantenimiento especial. Es importante no limpiarlos con un producto abrasivo o disolvente.

Conexiones eléctricas

Conectar un cierre magnético es un juego de niños. Sin embargo, nunca está de más recordar los siguientes conceptos electrónicos:

  • El suministro eléctrico debe ser al menos de 12 a 24 VCC (un 20% más es aceptable).
  • Este voltaje se mide en los terminales de cierre, no en los terminales de la alimentación.
  • Un cable eléctrico crea una pérdida de voltaje proporcional a su longitud e inversamente proporcional a sus sección, tal y como explica debajo:

La fórmula básica:

Rc: Resistencia del cable
?: Resistencia específica determinada por el tipo de cable. (Para el cobre, 0,0175 ohms)
L: Longitud en metros (atención: hay 2 cables, así que no se debe olvidar multiplicar por dos)
S: Sección del cable en mm²

y la Ley de Ohm:

R: Resistencia (ohms)
U: Voltaje (voltios)
I: Corriente (amperios)

Ejemplo:

Tres cierres magnéticos están instalados a 25 metros de la fuente de alimentación eléctrica. Reciben un voltaje de 12 VCC y consumen 500 mA cada uno. El cable tiene una sección de 0,5 mm². Tenemos por tanto una longitud de cable de 50 m (hay dos cables) y un consumo total de 1,5 A (1.500 mA).

A) Cálculo de la resistencia del cable:
R = (0,0175 x 50) / 0,5 = 1,75 ohm

B) Cálculo de la caída de voltaje:
U = 1,75 x 1,5 = 2,62 voltios

Un cierre debe tener al menos su tensión nominal en sus terminales. En este caso, 12 VCC. Como sabemos que la tensión del cable caerá 2,62 voltios, deberemos ajustar el voltaje a 14,62 voltios por lo menos. O preferiblemente, usar un cable con una sección mayor.